MANTRAS

Por Satawari Om

El término mantra proviene de man- (‘mente’ en sánscrito) y el sufijo -tra, instrumental; podría traducirse literalmente como «Instrumento mental».   Distintas religiones como el budismo, hinduismo, jainismo y sijismo también los utilizan, así como en la meditación trascendental mediante la práctica de la repetición, con el fin de evocar un nivel más alto de conciencia. En el hinduismo la primera aparición de la palabra mantra se encuentra en el Rigveda (el texto más antiguo de la India, de mediados del  II Milenio a C ). Allí significaba ―como ‘instrumento del pensamiento’― ‘oración, ruego, himno de adoración, palabra aplastante, canción’. En el budismo tibetano, se considera que cada mantra corresponde a un cierto aspecto de la iluminación. Se recita para identificarse con ese aspecto de la mente iluminada.

El poder de los mantras reside en la vibración que producen, que consigue sintonizar cuerpo, mente y espíritu. Estas vibraciones y su pronunciación rítmica y repetitiva producen numerosos beneficios a nivel físico y mental, al ralentizar el sistema nervioso y calmar la mente. Cuando cantas o recitas un mantra no hay espacio para los pensamientos negativos o repetitivos. Y, al liberarnos de ellos, se reduce el estrés, recuperando energía y llevándonos a estados superiores de consciencia. Comprometerse con la iluminación, es comprometerse con esa curación profunda que es tan necesaria para desintoxicarnos en todos los niveles (físico, mental, emocional y espiritual), y los mantras pueden ser de gran ayuda en este proceso.

¿Porque en Sánscrito? Cada letra sánscrita tiene una frecuencia específica. Es decir, cada palabra que dices en sánscrito está hecha para mandar una vibración al cuerpo; y la vibración tiene un efecto sanador

 Según la tradición hindú, los mantras deben repetirse 108 veces. Para ello se usa el mala, el rosario de cuentas que nos conecta con el número sagrado 108 (según la tradición védica, el número que nos alinea con la energía del Universo)

Om es uno de ellos. Om es el sonido del universo, y es el mantra supremo. De hecho, del “Om” parte el Así Sea: “Amén”.

 Om Shanti, shanti, shanti. Om, paz, paz, paz. Om considerado el sonido y vibración original del universo, y sigue invocando la paz mediante tres repeticiones: primero para desearte paz a ti mismo, después al grupo de personas que te rodean o al espacio, y por último a todos los seres.

Om Mani Padme Hum, es uno de los más “famosos” y tiene como intención generar compasión hacia todos los seres en el mundo.

El Gayatri Mantra, pues este le “da energía a tu energía”, destruye karmas pasados y busca la luz en tu vida.

Y el Ganapathi Mantra (Om Gum Ganapataye Namah), también es hermoso: El es que remueve los obstáculos que se nos presentan. 

Satawari Om, Terapias para escuchar los susurros del alma
Maestra Reiki Usuí, Terapeuta de Reiki Karuna I y II, Lectora de Registros Akáshicos, Profesora de Yoga y Meditación, Masajista, Canalizadora Artística.
Más información Aquí

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: