UNA AVENTURA AKÁSHICA

UNA AVENTURA AKÁSHICA

                                                                               

Por Satawari Om

«Algún día, tras dominar los vientos, las olas, las mareas y la gravedad, utilizaremos…. la energía del amor y entonces por segunda vez en la historia del mundo, el hombre habrá descubierto el fuego.» – Pierre Teilhard de Chardin.

El ákasha es como una biblioteca que contiene todos nuestros recuerdos cósmicos, donde está toda nuestra memoria pasada, presente y futura. Aunque esta última esté escrita, tenemos el libre albedrío de cambiarla, también están nuestras vidas simultaneas o paralelas.

¿Y qué sucede cuando decido abrir mis registros akáshicos? Al conectarnos con nuestro ákasha podemos llegar a encontrar todo con detalle, hasta el más mínimo de nuestra vida, nuestro bloqueos, problemas y demás cosas que nos esté sucediendo. También sucede que nuestra consciencia comienza a evolucionar, nuestra alma empieza un proceso de sanación, nos alineamos con la sabiduría espiritual, comenzamos a encontrar la paz interior y comprendemos cual es nuestro propósito espiritual en este momento.

¿Qué sucede con las preguntas? En las preguntas de los registros akáshicos suelen tener múltiples respuestas, al existir diversas realidades, recuerdo una vez que mi maestra me dijo: » las respuestas son todas correctas, porque existen múltiples lineas temporales», aunque a veces para nosotros no sea la respuesta correcta, para nuestro Yo Superior, Guías y Maestros al percibir todas las realidades, esa respuesta es la correcta, por eso siempre se sugiere hacer las preguntas de una forma que no sea ambigua, sino concreta en este tiempo y espacio.

En el momento que  una persona viene a mi consulta para una lectura de Registros Akáshicos, yo también estoy sanando, ya que yo estoy en su realidad, como dice el Ho’Oponopono  «Yo creo todas las realidades y soy 100% responsable de ello».

Cuando la lectura sale de la Mente-Ego, el querer cotillear, no solo no sirve para nada, sino que también generamos karma y por lo tanto no se produce ninguna sanación y creamos una enorme desconexión entre ambas almas.

En cambio, al conectar nuestro Yo Superior con el de la otra persona, ambos entramos en otro nivel evolutivo donde todo, quizás, sutilmente comienza a sanar.

Para mas información puedes consultar aquí.

Satawari Om, Facilitadora Holística

Lectora de Registros Akáshicos, Profesora de Yoga y Meditación, Terapeuta Reiki Usui, y Reiki Karuna I

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: